Lilypie - First Birthday

viernes, 2 de agosto de 2013

Una lactancia feliz



La semana mundial de la lactancia materna y tres meses de feliz lactancia me parecen dos buenos motivos para hablar de mi experiencia.
En mi familia somos muy de teta, mi abuela le dio el pecho a mi madre año y medio y mi madre a mi 8 meses (cada 3 horas y 10 minutos por pecho, eso sí). Mi abuela siempre habla con mucho cariño de sus periodos de lactancia y mi madre dice que era lo que le pedía el cuerpo. Yo tenía claro meridiano que iba a dar el pecho, que no tendría ningún impedimento para ello.
En la lactancia de Lagartija se han dado todos los factores para que una lactancia salga adelante.  

Me informé mucho, muchísimo. Leí todo lo que pude y más de lactancia, fui a grupos de apoyo estando embarazada y aprendí algo cada vez. Pedí consejo a las pocas mamis de mi entorno que están dando el pecho. Una me dijo "para dar el pecho, solo tienes que querer". Y me lo repetí como un mantra.

Apoyo. El primero mi marinovio. Yo soy más relajada, él es prácticamente un tetalibán ;). Ha cumplido a la perfección su papel, la noche tras el parto yo no podía ni abrir los ojos de agotamiento, él me puso la niña al pecho mientras yo dormía, fue el primero en reconocer el llanto de hambre de su pequeña, fue conmigo a los grupos de apoyo. La enfermera pediátrica de mi centro de salud es muy pro-lactancia y me dice cosas tan bonitas como que mi bebé y yo estamos sincronizadas, que tenemos una conexión especial y esa leche es lo mejor del mundo para ella. Además en el hospital están haciendo un buen trabajo para mejorar las tasas de lactancia. Cuando subimos a planta me preguntaron "¿Apunto a la niña para el biberón de las 3am? No, vamos a teta." Y nadie me ha vuelto a nombrar un biberón en estos 3 meses. Cada mañana vino una asesora de lactancia a la habitación a ver cómo íbamos. No fueron muy didácticas, pero me ayudaron a curar una grieta que me salió el primer día y te dejaban con la sensación de que se preocupaban por ti. Llevo dos meses con problemas de salud y los médicos de urgencias se han parado conmigo a mirar e-lactancia.org a ver qué podían darme para que no interfiriera con mi lactancia.

Los primeros días fueron durillos, en retrospectiva me parece que no fue nada, pero en su momento tuve bastante dolor en el pezón, dolor que tal como vino se fue al cuarto día. A pesar de todo lo que había leído no tenía ni idea de cómo sería la subida de la leche, con hojas de col frías (no se me ría nadie, eso alivia muchísimo) y masajes del Friki para ablandar los pechos mientras la niña mamaba, salimos adelante. A pesar de las limitaciones posturales por el arnés de la peque nunca hemos tenido ningún problema.

Ojalá todas las madres tuvieran un entorno como el mío, me siento muy arropada. Nadie me ha dicho ni un solo tópico demoledor de los que todas sabemos, mis vecinas más mayores babean cada vez que me ven salir por el portal con la niña comiendo en el fular como si tal cosa. He dado de mamar en muchísimos sitios (cortinglés, bancos en la calle, bares, restaurantes -uno de ellos de bastante "postín"-, en el campo) y nadie me ha dicho nunca nada, he notado bastante naturalidad.

¡¡Feliz semana mundial de la lactancia materna!!

10 comentarios:

  1. No sabes cuanto me alegro de leer que lo llevas tan bien!! :) Sin duda tú cumpliste con la primera parte, que era la información, y cuando el entorno apoya, va casi todo rodado! Enhorabuena por esa lactancia tan bien establecida, y espero que esos problemas de salud queden en nada y sigais así de bien!
    Un besazoooo!!!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que va rodado! Hombre, hay lactancias más complicadas, pero sí que salen adelante con apoyo, otras se malogran por tonterías, como que "el papá quiere darle biberón". Endevé!

      Eliminar
  2. Ya tenía yo ganas de leer una historia de lactancia bonita, natural y sin problemas, y la verdad es que me alegro un montón que sea la vuestra.
    Lo cierto es que yo también estoy satisfecha con la reacción (mejor dicho no-reacción) en lugares públicos y con desconocidos, nunca me han hecho sentir incómoda en ningún bar o similar. Lo malo es el entorno cercano, que sí sueltan cada perla que... ¡Ole por los tuyos!
    Un besazo y a seguir tan felices!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Si algún me llegan las perlas... me hago la sorda que da gusto verme, oiga! Yo creo que si coges al bebé y le das de comer, sin ningún aspaviento más, nadie va a levantar nunca una ceja.

      Muaaaaaa!!!

      Eliminar
  3. Que alegría, la mía también fue y sigo siendo una lactancia bonita y feliz a pesar de alguna que otra dificultad. Enhorabuena y a seguir así.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene que ser genial volver del curro y tener ese momento con la enana. Me alegro mil!!

      Eliminar
  4. Ay, pues qué suerte tienes al tener tanta gente que te apoya. Eso es algo estupendo en todos los ámbitos de la vida. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  5. Que bien que te vaya estupendamente y encima con tanto apoyo,es mas fácil aun,así que a seguir;a mi de momento me va muy bien aunque hecho un poco en falta esa cercania pero soy muy cabezota y sigo adelante.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí! Mientras tú y la peque la disfruten, adelante!

      Eliminar

Cada vez que comentas Lagartija coge 10 gramos!