Lilypie - First Birthday

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Cachete a tiempo......

Que te dejen con este hombre sí debería ser considerado maltrato

Empiezo diciendo que estoy completamente en contra de los cachetes, bofetones, tortas, correctivos, castigos físicos y demás horribles sinónimos. Y no me refiero en los niños, sino en cualquier persona, sea de la edad que sea. 

Esto, que parece una obviedad, por lo visto no lo es para todo el mundo. Vengo de una clase de inglés, que debe ser un ambiente cultural relajado. Uno de los temas que planteó el profesor (todo giraba en torno a la paternidad, la responsabilidad, la edad óptima para tener niños...) fue ese mismo: "What about slapping a kid?", lo que viene siendo: "¿Qué pasa con darle un bofetón a tu hijo?". La cantidad de respuestas a favor de la torta a tiempo que se dieron me pareció alucinante. Desde la compañera veinteañera con el manido "a mi me dieron en el pañal y no me pasa nada", al "los niños quieren llamar tu atención y si te lo hacen dos veces mejor es pegarles". Un compañero bastante mayor incluso hablaba de que es un modo como otro cualquiera de criar a tus hijos. 

No era mi turno de hablar (el profesor va uno sí uno no en cada pregunta) pero me estaban llevando los demonios cuando uno comentaba que no entendía por qué de unos años a esta parte la gente se escandalizaba por pegarle a los niños, si se había hecho toda la vida. Ahí ya tuve que hablar. Hace 40 años era perfectamente legítimo pegarle a tu mujer como correctivo y hoy día cualquiera se escandaliza si una mujer sufre maltrato. ¿Por qué no se tiene la misma consideración con los niños? ¿No son personas? ¿No tienen los mismos sentimientos que los demás?

Finalmente, habló la cordura. Una compañera, madre de 3 niños menores de 10 años, comentaba que el bofetón es la solución rápida. Que lo realmente difícil es respirar hondo y hablarles, escucharles. Que eso es lo que ella hacía y a pesar de tener tres terremotos nunca había sacado la mano a pasear.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Semana 7

He pasado unos días un poco malos esta semana. La comida me rebotaba en el estómago y he estado prácticamente tres días sin digerir nada. Pero quiero pensar que eran más nervios y estrés por los exámenes que otra cosa, porque ha sido llegar a casa y ya he conseguido comer de poquito sin problema.
He perdido 5 kilos en estas dos semanas de exámenes, que vienen muy bien por salud y tal, pero hubiera preferido perder 200gramos comiendo bien que esto.

Y el agobio... quisiera saber cuánto de normales son mis comederas de tarro!! Porque me he sentido bastante mal, dándole vueltas a la cabeza. Porque todo el mundo se alegra un montón con la noticia, pero yo voy asimilando todo muy poquito a poco y me he llegado a sentir mal por no estar radiante de felicidad. Pero bueno, supongo que soy así, de asimilación lenta ;) Al fin y al cabo es un cambio enorme en mi vida y fue completamente inesperado (me creáis o no, es un pseudoaccidente jajaja). Así que necesitaba llegar a casa, 1700km lejos del padre de la criatura ya son suficiente motivo de desazón, pero si encima estás nerviosa, sin poder comer y durmiendo mal pues ya te desesperas.

Pero lo dicho, llegar a casa y mano de santo. Vi a mi madre 5 minutos y con 3 comentarios consiguió relajarme en un momento. Sabiduría materna, que ellas siempre nos conocen!! Espero conocer yo igual a mi Lagartijo :)

Ahora me esperan paseos por la playa, la primera ecografía, hacer las paces con la comida y relajarme!!

lunes, 10 de septiembre de 2012

Pruebas durante el embarazo (II)



En el servicio canario de salud no hace la prueba de la toxoplasmosis. Le puse morritos a la matrona diciéndole que soy incapaz de comer carne si está muy cocinada (a ver si colaba y me la incluía en la analítica) y lo único que me dijo fue: ¡Pues a comer pollo!
Así que tras mucho meditarlo y para ver si podía quedarme más tranquila decidimos hacer la prueba de la toxoplasmosis en un laboratorio privado. Por si alguna que me lee es de Las Palmas y tienen interés en ello, que me pregunte que gustosamente le digo dónde fue, porque fueron muy amables y en 48 horas tienes los resultados.

Peeeeeero... se ve que haber sido scout toda la vida (con sus tropecientos campamentos) y estudiar en el monte habiendo literalmente chupado piedras en una práctica de la universidad, además de haber tenido gato, no ha sido suficiente para haber pasado el bichito este. Así que a seguir extremando las precauciones con un montón de cosas.

La verdad es que tendré que ir a hablar con la matrona, porque ahora mismo no me parece normal lo que no puedo comer. El otro día salimos a tomar algo y de una lista de 77 tapas (así de estupendos son los bares de Madrid, me los llevaba para la isla) solo podía tomar 8.  ¡Ocho! Y claro, la gente se extraña, todas mis amigas diciendo que no puede ser tan duro, que sus madres comieron de todo y blabla.
Si alguien tiene consejos alimentarios, serán bienvenidos.

martes, 4 de septiembre de 2012

Miniresumen

No voy a rondar mucho por el blog un par de semanas porque estoy en Madrid a dos exámenes de terminar la carrera!! De momento este bebé con un pan no, pero con una licenciatura debajo del brazo parece que viene... :D
No quepo en mi de alegría, ayer aprobé una asignatura que llevaba arrastrando toooda la carrera, con el infame nombre de Ampliación de Matemáticas (leer con tono tétrico). De esta asignatura dependía o no que yo consiguiera hacerme con el título de licenciada, así que estoy pletórica!! Pero no me puedo relajar que quedan otros dos exámenes.


El embarazo sé que está ahí porque no tengo la regla y tengo un levísimo dolorcillo como de regla. Pero estoy estupendamente, solo me voy durmiendo por los rincones. Como esto siga así, voy a tener un embarazo muy tranquilo. Mi madre me dijo que su embarazo (de mi) fue perfecto, ni nauseas ni calambres ni malas noches, solo mucho pis cuando tenía barrigota y que cogió un puñado de kilos. Espero seguir ese camino! Menos lo de los kilos, que ya la matrona me tiene avisada, estoy comiendo sanísimo, he cambiado unas cuantas cosas de mi alimentación para que todo vaya lo mejor posible.

Besos felices!