Lilypie - First Birthday

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Cachete a tiempo......

Que te dejen con este hombre sí debería ser considerado maltrato

Empiezo diciendo que estoy completamente en contra de los cachetes, bofetones, tortas, correctivos, castigos físicos y demás horribles sinónimos. Y no me refiero en los niños, sino en cualquier persona, sea de la edad que sea. 

Esto, que parece una obviedad, por lo visto no lo es para todo el mundo. Vengo de una clase de inglés, que debe ser un ambiente cultural relajado. Uno de los temas que planteó el profesor (todo giraba en torno a la paternidad, la responsabilidad, la edad óptima para tener niños...) fue ese mismo: "What about slapping a kid?", lo que viene siendo: "¿Qué pasa con darle un bofetón a tu hijo?". La cantidad de respuestas a favor de la torta a tiempo que se dieron me pareció alucinante. Desde la compañera veinteañera con el manido "a mi me dieron en el pañal y no me pasa nada", al "los niños quieren llamar tu atención y si te lo hacen dos veces mejor es pegarles". Un compañero bastante mayor incluso hablaba de que es un modo como otro cualquiera de criar a tus hijos. 

No era mi turno de hablar (el profesor va uno sí uno no en cada pregunta) pero me estaban llevando los demonios cuando uno comentaba que no entendía por qué de unos años a esta parte la gente se escandalizaba por pegarle a los niños, si se había hecho toda la vida. Ahí ya tuve que hablar. Hace 40 años era perfectamente legítimo pegarle a tu mujer como correctivo y hoy día cualquiera se escandaliza si una mujer sufre maltrato. ¿Por qué no se tiene la misma consideración con los niños? ¿No son personas? ¿No tienen los mismos sentimientos que los demás?

Finalmente, habló la cordura. Una compañera, madre de 3 niños menores de 10 años, comentaba que el bofetón es la solución rápida. Que lo realmente difícil es respirar hondo y hablarles, escucharles. Que eso es lo que ella hacía y a pesar de tener tres terremotos nunca había sacado la mano a pasear.

7 comentarios:

  1. Chica, yo lo siento, intento que no sea así pero a mí se me ha ido la mano alguna que otra vez.

    Mira que no quiero educarlo así, pero mentiría si dijera que soy la mas paciente y la mejor madre y que siempre tengo una palabra para darle y escucharle.

    Quiero no educarlo así porque lei que los niños que son educados asi, son mas pegones, y no se si es casualidad, veo niños que son muy inquietos y que "cobran cachetes " todos los días, y la verdad es que es un pegoncete... Por eso me lo tomé en serio, pero para llegar a conseguir la paciencia y la ciencia para llevar a cabo ese metodo.. me va a costar muchos errores.

    Diré que Torbellino tampoco es un niño de tener que darle cachetes normalmente.
    La verdad es que si le miro seria o le aparto de mí, ya sabe que está haciendolo mal. Es muy sentimental.

    besetes. Me ha gustado tu entrada. :)



    ResponderEliminar
  2. Al niño, probablemente no le pase nada, a tu relación con él sí, porque aprenderá a hacer lo que tu esperas de él delante de tí y detrás hará lo que quiera y llegará un punto en el que te preguntes por qué tus hijos no te hablan o no tienen confianza contigo...son semillas que se van plantando. Sí es verdad que cuesta muchísimo, que hay que respirar hasta hiperventilar, yo he llegado a llorar de no saber qué hacer y he encontrado respuestas para enfrentarme más tarde a esas mismas situaciones pero con herramientas. Todo tiene sus consecuencias, pero un cachete te alivia a tí, no les enseña nada a ellos, a los dos segundos se habrán olvidado y el papel disuasorio del cachete se empezará a quedar corto...y luego qué? Creo que es un camino difícil y largo, pero merece la pena. Un besete!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola madi! me confundi! me comi el no ¬¬ queria decir: Torbellino NO es un nniño de tener que darle cachetes.

      con mirarlo ya sabe que lo hace mal.

      Aun asi pienso que llevas razon. merece la pena buscar otro camino.

      Un beso!

      Eliminar
    2. ah! premio en mi blog.

      yaestoyaquimama.blogspot.com.es

      Eliminar
  3. Solo pensar en darle un cachete a mi hijo, la carita de pena que pondría o escucharlo llorar y me da una pena terrible ¡Jamás quiero llegar a eso!.

    ResponderEliminar
  4. No bien había empezado a leer la entrada y... jajajajja!!! Maravillosa cara del Bush!!!

    Como dice Alba, el bofetón es la solución rápida, pero no la primera: antes del bofetón va el grito, antes del grito el "saben latín". Y todo va convirtiéndose en una espiral que comienza en el propio hospital.

    Hace poco leí un estudio en el que se decía que para modificar el comportamiento de un adolescente, lo más fácil era castigarlo pero que, antes de esa edad, lo que mejor iban son los premios (halagos, risas, felicitaciones, etc)

    ResponderEliminar
  5. Yo opino como tú, que antes era legítimo pegar a la mujer y ya no, ¿cuándo cambiará eso para los niños? Y que es la solución rápida.
    Hay que ser constantes y tener mucha paciencia para criar a un hijo, pero qué menos que darles todo nuestro amor, en los malos y en los buenos momentos.
    Besos!!!

    ResponderEliminar

Cada vez que comentas Lagartija coge 10 gramos!