Lilypie - First Birthday

lunes, 24 de octubre de 2011

La Usurpadora

Al más puro estilo culebrón venezolano!

No he visto un culebrón en mi vida!!! Jajaja

Tengo muchas cosas rondándome por la cabeza, y realmente creo que tengo ideas para compartir por aquí, pero de momento me da mucha vergüenza. El hecho de no estar embarazada ni tener hijos me hace sentir como una pequeña infiltrada en esta enorme comunidad de mamás blogueras. Quiero ser madre, espero estar embarazada en unos meses. Pero el hecho de no estarlo hace que me abstraiga de opinar de todas esas cosas que me tienen ahora mismo fascinada, como la lactancia, el porteo y tantas otras cosas.

Tengo muy claro cómo quiero que sea mi futura (y de momento hipotética) maternidad, y tenerlo claro me hace sentir rara, porque pienso que cualquiera de ustedes, desde su sobrada experiencia real, tiene más derecho a opinar que yo.

Así que de momento me conformo con leer muchos, muchísimos blogs, para seguir aprendiendo y descubriendo cosas que si no hubiera leído jamás hubiera sabido de su existencia (la carita de asombro que se me quedó hace tres años cuado descubrí el término colecho ^^). Lo de escribir, lo iré haciendo poco a poco :)

martes, 4 de octubre de 2011

Fin del silencio

Llevo viendo facebook revolucionado todo el verano con este vídeo precioso:


La cara de embeleso y placer del enano es una maravilla. Para sus padres tiene que ser una sensación increíble saber que su hijo les escucha, muy emotivo.

Si el vídeo anterior me emocionó, esta chica me ha sacado las lagrimitas:



Precioso!

Gracias a la tecnología que permite que el pequeño no llegue a los 29 años sin escuchar su voz, la de su madre, la música...

sábado, 1 de octubre de 2011

Nuestra Conciliación Real


En estos días muchas mamás están dedicando sus post a hablar de los problemas reales y muy importantes que les suponen trabajar y tener hijos. Es terrible leer con cuanto dolor dejan a sus pequeños, muchas veces de tan solo unas semanas, en la guardería. Los malabarismos que tienen que hacer para coordinar los horarios de papa, mamá, la guardería, el transporte y de más logística, perdiendo cada día minutos de poder estar con sus pequeños.
Muchos pensarán que no es para tanto, que generaciones de niños han pasado por la guardería y no tienen ningún trauma. Pero es que el problema más importante radica en las familias de hoy deciden tener hijos para dedicarles su tiempo, para estar con ellos en cada paso, dándoles apoyo, mimos, una educación, y no para "aparcar" a los niños en guarderías o escuelas infantiles para que los eduquen otros.
Y no hablar de los problemas que puede suponer para la lactancia, que muchas veces se ve interrumpida antes de tiempo por estos problemas de conciliación, privando a los más pequeños del calor y el consuelo del pecho de mamá.

Por todo esto, y dada la situación actual, uno de los motivos que nos ha llevado a buscar un bebé es el hecho de que yo esté en paro. Pudiendo "permitirnos" que yo me quede en casa, nos da más tranquilidad para criar a nuestro hijo sin tener que pensar desde el momento de su nacimiento en guarderías.
Que ya es triste alegrarse de una situación como el paro, pero hay que verlo como una oportunidad, como muchas mamás, que en el fondo han suspirado tranquilas cuando las han despedido en la recta final del embarazo. Ya que sin esta situación de desempleo la crianza que tenemos en mente, la necesidad de contacto contínuo con nuestro hijo, sería prácticamente imposible.

Así que, CONCILIACIÓN REAL YA! Para todas esas familias que necesitan ver y estar con sus niños, no solo tenerlos.

Muchos blogs se han unido a la iniciativa de Mà a Mà, puedes leer sus post a partir de este: Conciliación Real.