Lilypie - First Birthday

lunes, 29 de abril de 2013

Cosas que NO esperaba del embarazo y han pasado

No me disgustan las sorpresas, pero alguna cosa del embarazo me ha dejado más que sorprendida. Todo lo que me ha sucedido de forma inesperada he preguntado en mi tribu de la piscina o a la matrona y es todo normal, así que sin preocupaciones al respecto.

No me esperaba:

  • Lunares. Muy pequeñitos pero un buen puñado por la piel del cuello, pecho y panza. Esto tuve que preguntarlo porque no sabía si era normal.
  • Que se me saliera el ombligo. Tengo un ombligo profundidad fosa de las marianas, pero la amiga cuando decide (decidía) patearlo hace que se dé un buen meneo.
  • Los sueños surrealistas. Noches enteras corriendo, huyendo de malhechores. Sueños sacados de las series del canal Nitro. La cosa es que se me olvidan al poco de despertar, qué gran guionista de series cutres se ha perdido la industria!
  • Estrías. A ver, esto sí lo esperaba, pero a medida que avanzaba la panza y aquello no sufría percance alguno, me emocioné. No me relajé, pero realmente pensé que había vencido. Hasta el día de la 40+1, que apareció una inmensa al lado del ombligo. Llantina al canto al encontrarla.
  • Ni remotamente esperaba mojar pijamas de leche desde la semana 26. Las tres primeras veces pensé que me había salpicado con agua, cuando me chorreaba la barriga con lo que, creo, llaman precalostro ya flipé. A la mini no le iba a faltar alimento ^^

Me dejé ir con esta entrada y seguro que me pasaron más cosas inesperadas, pero tengo la sensación de que haya pasado una eternidad desde el embarazo, en vez de mes y medio.

lunes, 22 de abril de 2013

Cosas que esperaba del embarazo y no han pasado

Creo que con 39 semanas ya puedo escribir estas entradas. Para empezar no esperaba el embarazo así que al principio no esperaba nada de él ^^

A la derechaaaa con 3,600kg de peso el hermosote E!! A la izquierda, con unos gramos más de la categoría bebé-adorable la pataleante Lagartija!! UEEE!!!


Esperaba...

  • Coger kilos a espuertas. Y milagrito de MEV ha sido todo lo contrario. Yo ya traía el culum gordo de casa, así que solo me he puesto un barrigón (que me encanta) a juego. Llevo menos kilos de los que ya pesa la mini, que no sé si es mérito mío o exceso suyo, que ya debe rondar los 4. ¡Va a ser una pelotita como su madre, ains!
  • La maldición de las embarazadas: caerme. Lo digo con la boca chica no vaya a ser que me gafe estos pocos días que me quedan. Tocando madera y demás elementos supersticiosos, a día de hoy no he dado con mis huesos en el suelo. Y mira que soy más torpe que el pato Donald. Incluso he bajado el nivel de moretones de dálmata a perrete con dos manchas.
  • Síndrome del nido. Esto no lo esperaba yo, lo esperaba el Friki como agüita de mayo. Pero sigo con mi natural desorden y nada de ansiedad colocadora.
  • Antojos. Cero patatero. Nada de antojos en todo el embarazo. Según el trimestre me dio por las papas o por los maltesers, pero nada de necesitarlos imperiosamente al instante. Así que mito descartado conmigo y los antojos. El Friki anda indignado porque no le he hecho ir en bici a algún pueblo perdido a traerme algún dulce típico.
  • Esperaba pies hinchados, de hecho mi madre me regaló unas playeritas para andar "anchas que luego ya verás que risa de pies". Ahí sigue mi tobillo huesudo y mi tobillo normal los dos tan ricamente, para frustración de una tocóloga, que no hacía más que estrujármelos para ver si era verdad.
  • Ansiaba que durara más, se me ha pasado volando. Ahora voy por mi casa con los brazos por encima de la cabeza y corriendo pasillo arriba y abajo gritando "¡¡¡QUE YA VIENEEEE!!!". Al menos eso solo lo hago cuando son consciente de la fecha del calendario, el resto del tiempo parezco normal. Lo juro.
Mañana lo que no esperaba y ha venido sin avisar ni nada :) me voy corriendito a mi pisci para barriguitas, que hoy nos va a saber a gloria con este calor!

martes, 9 de abril de 2013

Entregando el plan de parto II



Cuando entregamos el plan de parto nos apuntaron a una charla informativa del hospital donde explican los protocolos, las instalaciones y demás. No pudimos salir más contentas. Fue hora y media de charla que se pasó volando. Nos la impartió una de las tocólogas residentes y fue muy clara y realista.

Primero nos contaron la ruta que te toca seguir el día que estás de parto: aquí te exploran y te asignan un color en función de tu grado de urgencia, aquí te monitorizan y estos son los paritorios. Son 10 paritorios reformados hace dos años, así que están estupendos. Pude ver fotos del jipi-paritorio al que aspiro a ir.

Después nos explicó cómo es el protocolo para una inducción en caso de rotura de bolsa sin contracciones, sumando horas la cosa da más de 3 días que te dejan de margen para ponerte de parto antes de enchufarte oxitocina. Literalmente nos dijeron: "te duchas, te comes un buen plato de comida y vienes para descartar ninguna infección, si está todo correcto, 12-24 horas en tu casa a la espera de las contracciones".

También nos comentaron distintos aspectos, la mayoría tal cual los llevaba yo en mi plan de parto: abogan por el piel con piel, el cordón no se corta hasta que pare de latir, libertad de movimientos, libertad de postura en el expulsivo, acceso a líquidos y nada de vías. Aluciné un poco con que también dejan comer, antes tenían galletas, pero con los recortes les han dejado solo los zumos y el agua, así que recomiendan traerte las galletas de casa por si se alarga mucho el parto.

En líneas generales me pareció todo muy sensato y con procedimientos adaptados a la realidad actual. También nos pidieron encarecidamente que redactáramos plan de parto y los presentáramos, porque se habían dado cuenta en el pasado, que lo que una mujer de parto esperaba, y lo que finalmente se encontraba estaba muy alejado de sus expectativas. Con los planes de parto hacen un archivo con estadísticas y van modificando protocolos para que las expectativas se cumplan. Y yo que me alegro.

lunes, 8 de abril de 2013

Mi primer CC

Estoy encantadísima, he participado en mi primer Cose Conmigo, organizado por Linibau, de trapeando.
Un patrón estupendo y unas instrucciones fáciles de seguir hasta para alguien que, como yo, era la primera vez que imprimía un patrón y lo seguía. He hecho la talla 3-6 meses, para que la Lagartija lo use ahora en veranito, solo espero que quepa el culo-pollo que le harán los pañales de tela ^^


Usé una tela vaquera que conseguí en la Gran Vía de Madrid a 1€ y para las vistas y el bolsillo tela infantil del Ikea, que también me salió por el estilo porque estaba de oferta.
Es la primera vez en mi vida que uso snaps y me ha parecido el paraíso de fácil, en comparación con pegar un botón y hacer su correspondiente ojal. Seguramente me anime a comprar snaps por internet, porque éstos me los trajo a mi madre hace un montón para otro proyecto y creo que costaron más de 10€ solo 8 botones.
Lo que más me costó fue, primero entender, y luego coser, la parte de la entrepierna, porque al ser tela vaquera al final quedaba bastante gordito el asunto. Pero creo que tiene un aspecto aceptable.

Ahora solo me queda coser algo para mi, que ya me estoy soltado con ese invento de satán que es la máquina de coser. Estoy feliz y orgullosa de mi creación. ¡Y coser talla mini es genial!